Monday, February 28, 2011

FANTASÍAS SEXUALES CON GUIÓN Y DIRECCIÓN DE...

Lalo arrastraba una educación rigurosamente tradicional. Quizá por eso su relación con las mujeres era complicada. De hecho, no sabía cómo relacionarse con ellas. Si a eso se une que trabajaba en un centro educativo gestionado por religiosas, se entenderá que Lalo era un meapilas. Pero Lalo, como hombre, tenía necesidades fisiológicas... fisiológicas sexuales. Aunque no tuviese voto de castidad, casi parecía que lo tenía. Sin embargo, una vez al mes, con todo el dolor de su corazón, se dedicaba a evacuar su depósito seminal (en caso contrario, este se vaciaba solo con sueños pecaminosos). El problema de Lalo era que él no podía llegar, trabajar, evacuar y listo. Necesitaba un ambiente. Por eso, se dedicaba a recrear fantasías sexuales. Siempre comenzaban con Lalo conociendo una hermosa mujer. Ambos se gustaban porque practicaban el mismo deporte (el ajedrez, ya ven ustedes). Lalo se insinuaba, ella se dejaba, pero él tenía que explicarle antes que hacía aquello por amor, que quería tener sexo con ella, pero añadía muchas explicaciones de tipo moral, incluyendo citas de algún papa o de un Padre de la Iglesia para justificar por qué iban a tener sexo. Para Lalo era absolutamente fundamental que la mujer de la fantasía sexual comprendiese todo aquello, pero el discurso solía durar unos diez minutos... Por eso, al final, Lalo siempre evacuaba en frío, mecánicamente. Todas las mujeres que conocía en sus fantasías sexuales se aburrían y lo acababan mandando a la mierda. 

© Frantz Ferentz

No comments: