Wednesday, February 02, 2011

PRECISIONES

Cogió el libro y lo lanzó con furia contra la pared. Por uno de los bordes, el libro sangró tinta, manchando no solo la portada sino también el suelo, dejando una mancha azul. Él recogió el libro. Quería ver si había aprendido la lección. Lo llevó hasta la ventana, para verlo con luz natural. Abrió una página al azar. Pero el libro, inasequible, volvió a mostrarle el mismo mensaje:
«Eres el mayor hijoputa»
Él, de nuevo, lo lanzó contra la pared. Esperaba que alguna vez, con el golpe, el mensaje se tradujese a su propio idioma.


© Franz Ferentz, 2011 

No comments: