Tuesday, March 08, 2011

8 DE MARZO

— Me cago en tu puta madre... —largó Ricardo por el móvil en medio de la calle.
Enseguida se le acercó un agente municipal y le dijo:
— Disculpe, caballero, pero acaba usted de cometer una falta grave. Su... malsonancia va en contra del artículo 7, párrafo 14 de la ordenanza municipal 098/2001. 
— ¿No me estará diciendo que he blasfemado y que me va a multar por ello?
— No, caballero, no se trata de una blasfemia, que este es un Estado aconfesional, pero ha cometido usted un acto de ofensa a la condición femenina en 8 de marzo, tal como recoge dicha ordenanza municipal, que dice que los ochos de marzo no se puede hacer alusiones vejatorias a la mujer.
Ricardo se quedó mirando al agente municipal y luego le preguntó:
— Ya, ¿y si lo hubiera dicho ayer... o mañana?
              
El agente, moviendo la cabeza y rellenando la denuncia, le respondió:
       
— Pues no pasaba nada. Fíjese que si llega a decir "maricón" el 28 de junio, el Día del Orgullo, también hubiera tenido que multarlo...

© Frantz Ferentz, 2011

No comments: