Wednesday, March 09, 2011

ANTE EL ESPEJO


El espejo buscó reflejar el rostro del señor Rodríguez, pero era imposible. Surgía una especie de holograma, aunque las proporciones desaparecían. Un ojo estaba más alto que el otro, un extremo de la boca subía mientras el otro bajaba... pero la mirada, la mirada era un haz de color beis que rasgaba el espacio entre el rostro del hombre y el espejo. De repente, el hombre lanzó una especie de gruñido y gritó al espejo:
— ¡Está bien, tú ganas, soy un hombre falso! ¡Lo has descubierto!
Y justo en ese momento, como si hubiese realizado el máximo esfuerzo, el espejo se cuarteó y mostró una imagen idealizada del señor Rodríguez, compensada, equilibrada, humanizada. ¿Quién dijo que había vencido el espejo?

© Frantz Ferentz, 2011

No comments: