Wednesday, March 30, 2011

CAMBIO DE PAPELES



La activista se acercó a la pareja.
— Señora, como mujer le hablo, apoye nuestra causa, nosotras tenemos los mismos derechos que ellos —dijo la feminista señalando al marido—. Si está a favor de acabar con la discriminación que sufrimos, tome este folleto.
La activista le alargó el folleto a la esposa, que no hizo ademán de cogerlo. En cambio, el marido alargó la mano.
— Deja eso, Amalio, o te parto el cráneo —le dijo ella.
Él retiró la mano inmediatamente y clavó la vista en el suelo.
La pareja siguió su camino; mientras, la activista sintió unos deseos irrefrenables de salir corriendo detrás de ellos y darle un par de guantazos a la esposa de Amalio. Pero, eso sí, serían guantazos solidarios.

© Frantz Ferentz, 2011