Saturday, March 12, 2011

PALABRAS DE VERDAD


Después de clase, Martín no hacía más que darle vueltas a las palabras de su profesor de literatura:
— La inspiración está debajo de las piedras.
Se lo creería él. ¿Debajo de las piedras? El descampado estaba lleno de ellas. Levantó una con el pie. Nada. Levantó otra. Nada. ¿Pero es que no iba a salir ni siquiera un bicho? Levantó una tercera. Nada. Furioso, recogió aquella piedra y la lanzó con fuerza hacia el frente, sin apuntar. Y la piedra, caprichosa ella, fue a entrar por la ventanilla abierta de un tráiler de ocho ejes, dejando al conductor inconsciente sobre el volante, el cual, mantuvo recto el camión hasta que este se empotró contra los muros de la central nuclear, afectando al reactor, sin que nadie pudiese detener aquella masa sobre ruedas. Nadie supo el porqué de aquella catástrofe, salvo Martín, que, por fin, entendió lo que significaba que la inspiración estaba debajo de las piedras, pero, francamente, no tenía cojones para contar aquella historia.

© Frantz Ferentz, 2011

No comments: