Tuesday, March 15, 2011

HONOR E INTIMIDAD


Durante años, Victoria había sido la líder de los empleados, su voz, su aliento. Había conseguido doblegar a la empresa, a sus directivos, a los clientes. Era imposible vencerla, se sabía apoyada y no había manera de despedirla. Por eso, un directivo cualquiera propuso nombrarla coordinadora de proyectos.
— Absurdo —le dijeron. Pero era tan crítica la situación (y no había ninguna otra propuesta) que Victoria fue nombrada coordinadora de proyectos.

Victoria aceptó el puesto sin rechistar. Y como aquel anónimo directivo había previsto, tan pronto como tuvo poder, se convirtió en el azote de sus antiguos compañeros.
— Victoria —le dijo una antigua compañera a la que estaba a punto de despedir—, tú no eras antes así.
— ¿Me estás diciendo que me he cambiado de chaqueta?
— No, más bien de bragas y sostén... Nunca creí que te llegase a gustar tanto el satén.


© Frantz Ferentz, 2011

No comments: