Saturday, March 26, 2011

EL POLITICO


—Si yo miento, que me quede sin habla —pronunció solemne el político. 
Y su sonrisa se congeló cuando la cagada de paloma le entró directa por la boca. Lógicamente el político se quedó sin habla, pues no podía hablar con mierda en la boca. 
Aquel evento fue visto como una gigantesca casualidad por el público. En cambio, el político lo atribuyó a una maniobra astuta de sus adversarios. Pero la realidad fue que el Espiritu Santo se había cabreado de verdad y, por una vez, había intervenido para hacer callar a un cretino.

© Frantz Ferentz, 2011

No comments: