Saturday, March 26, 2011

MÁS QUE COMPRENSIVO


Elia se despertó avergonzada. La primera noche que había pasado con Adrián, el director de cine, había tenido su típica sesión de ruido de tripas infernales. Toda la noche su intestino había cantado, galopado y hasta insultado. Elia sabía que Adrián lo había oído, era imposible dormir con aquello.
— Buenos días —saludó él con el flequillo cayéndole por la frente.
Ella solo se miraba el vientre.
— No te preocupes por lo de tu intestino —le dijo él.
Ella alzó la vista.
— Lo he grabado todo —siguió diciendo Adrián—.Gracias a tu intestino ya tengo el fondo sonoro para todas las batallas, terremotos y escenas de destrucción de mi próxima película.
Elia pensó que Adrián muy romántico no era, pero sí sabía hacerla sentir bien.


© Frantz Ferentz, 2011


3 comments:

Laura Frost said...

Chulísimo. Encantador. Tierno.
Me gusta.

Laura Caro said...

Una solución imaginativa y práctica.
Me gusta.
Un abrazo enorme, Xavier.

Xafrico said...

Gracias a las dos Lauras :-) Un beso