Friday, April 15, 2011

FIJACIÓN CON EL MINIBAR


— Oye, qué fijación tienes con el minibar. Anda, ciérralo y vente a la cama —dijo ella.
— Espera, espera, es que nunca he tenido un minibar en la habitación, con mininevera y todo eso.
— Eres como un crío...
Él cogió una minibotella de vodka y le preguntó:
— Oye, ¿tú crees que si me bebo todo esto, solo me mini-emborracharé?
— No, solo te quedarás minigilipollas... pero muy minigilipollas.


© Frantz Ferentz, 2011

No comments: