Tuesday, May 31, 2011

DONDE HABITA LA INSPIRACIÓN

El gran bróker J. Smith pulsó la tecla INTRO. Inmediatamente, a diez mil kilómetros de distancia, sus clientes ya estaban ganando dos mil dólares por acción. Unos segundos después, su jefe le mandaba un mensaje de chat donde le preguntaba:
— Algún día, Smith, me tendrá que contar su secreto, cómo puede tener ese fino olfato para la bolsa. Espero que algún día conecte la cámara de su portátil y me deje ver en directo cómo trabaja.
El bróker J. Smith no haría jamás eso, no contaría a nadie su gran secreto. Su inspiración solo le funcionaba en un sitio y una vez al día, a veces dos. Por eso, cerró el portátil y tiró de la cadena.


© Frantz Ferentz, 2011

No comments: