Friday, May 20, 2011

EXPERIMENTANDO



 Padre, pruebe un dónut envuelto en fresa ofreció la pía feligresa al cura con sotana en la terraza del café.
El cura, por no defraudar, lo probó. Aquella rosquilla era lo mejor que había probado nunca, tanto que notó un placer indescriptible, un placer como nunca antes había sentido, tanto que hasta durante unos segundos lanzó unos gemidos agudos, porque era incapaz de contenerse.
La feligresa, entre sonrisas, le dijo:
 ¿Lo ve, padre? Ahora ya sabe lo que es un orgasmo…


© Frantz Ferentz, 2011

2 comments:

Mari Carmen Azkona said...

Un poco descafeinado...el orgasmo jajaja pero muy buen relato. Pobre cura, ya no hay vuelta atrás. Un paso más, el pastel de...

Un abrazo

Xafrico said...

Me alegro de que te guste. Un abrazo.