Thursday, June 30, 2011

EL UNIFORME


El superhombre miró por encima del hombro a todos. Era, sin duda, superior.
Hasta que aquella gaviota, con puntería certera, le cagó encima del uniforme. La mancha empezaba en el hombro derecho y llegaba hasta la cintura. Pero lo peor es que no salía, ni con detergente ni con superpoderes. Infeliz, su carrera de superhombre había terminado con aquella involuntaria mierda. No tenía cómo pagarse la limpieza de aquel uniforme de conserje.

© Frantz Ferentz, 2011

No comments: