Monday, July 18, 2011

SUPERVIVENCIA


A la entrada del metro de Clot, en plena Avenida Meridiana, el vagabundo, cubierto con una manta, se mantenía inmóvil en el suelo, con un plato a su lado con el que pedía monedas. Lo único que se veía de él eran sus manos y de sus manos destacaban aquellas uñas largas llenas debajo de las cuales se almacenaban kilos y kilos de porquería. 
Una buena señora le fue a echar una moneda. Le daba tanta pena el mendigo. Entonces se fijó en aquellas uñas con roña de décadas.
— Pero miri —empezó a decir la señora en plan maternal al mendigo—, vostè s'hauria de cuidar una miqueta. Renti's les ungles i talli-se-les... (=Pero mire, tendría usted que cuidarse un poco. Límpiese las uñas y córteselas)
El mendigo, sin moverse, le respondió desde debajo de su manta:
— Senyora, no em llevi l'única font d'alimentació que tinc, sisplau... (=Señora, no me quite la única fuente de alimentación que tengo, hágame el favor...)


© Frantz Ferentz, 2011

No comments: