Wednesday, November 23, 2011

MOTIVOS PERSONALES


Amílcar García empezó a sospechar que no vivía solo. Su ropa aparecía fuera del armario, le faltaba comida en la nevera o el ordenador amanecía encendido y conectado a páginas ajenas a sus intereses. 
Primero pensó que se trataba de un ocupa del piso. Puso trampas mortales por toda la vivienda pero fue inútil.
Después pensó que se podría tratar de un espíritu. Realizó rituales parapsicológicos, pero en aquella casa no había presencias espectrales.
A continuación, empezó a pensar que tal vez se tratarse de él mismo, que tuviese insomnio. Se puso pulseras electrónicas para controlarse, pero él no era sonámbulo.
Finalmente, colocó cámaras en casa. Así sí descubrió una imagen espectral que se paseaba por la casa justo cuando él no estaba. Analizándola con detalle, Aníbal García descubrió que se trataba de sí mismo, tenía su rostro y sus movimientos. Entonces lo entendió. Era su otra personalidad que había decidido hacer viajes astrales por su cuenta, harta de la primera personalidad que dominaba el cuerpo.

© Frantz Ferentz, 2011

No comments: