Thursday, December 08, 2011

EL TÚNEL DEL NEGRÓN

El túnel del Negrón. Más de 4 kilómetros que separan Asturias de León por carretera. Indalecio García aceleraba y aceleraba para pasar enseguida aquel maldito túnel que le causaba claustrofobia y algo más. A la mierda el límite de 120 km/h. Al acercarse al final, vio la luz. Pero aquella luz no era la luz del sol, era un brillo inmenso. ¿Habría tenido un accidente en el túnel y ni se había dado cuenta? ¿Estaría en el túnel que une esta vida con la otra? Sí, seguramente era eso. Pero, ¿y el coche? Quizás el coche era un ser vivo y también iba al más allá. La luz al final del túnel lo deslumbraba, lo cegaba, no dejó de acelerar. Finalmente penetró en la masa de luz incandescente. Después, un golpe seco. El coche quedó destrozado. Indalecio, entonces sí, comenzó a ascender, se desprendió de su cuerpo por un túnel. Había chocado contra un foco inmenso de la guardia civil para controlar la velocidad y las matrículas. Medio millón de euros a la basura. Eso sí, al menos Indalecio no encontró límites de velocidad en el túnel que lo llevaba a la otra vida.


© Frantz Ferentz, 2011


No comments: