Saturday, May 19, 2012

DESACOSO SEXUAL


Nemesia le había parecido siempre a Luis una tipa desagradable. Compañera de trabajo, rival en potencia, persona a evitar. Esos eran los datos que tenía Luis en la cabeza de ella. Por eso, cuando después de la cena de empresa, decidieron hacerse una foto de grupo, Luis no podía entender por qué ella, que se había colocado a su lado, intentando primero atraerlo hacía sí para que no quedase fuera de la foto, pero enseguida la mano de ella se desplazó desde la cadera de él hasta su culo. Luis dio un respingo. Nemesia disimuló perfectamente. La mano se mantuvo allí un rato. Era evidente que ella era muy consciente de lo que hacía. Luis permanecía tieso y así estuvo mientras se hicieron las más de doce fotos del grupo, donde, con certeza, la mano de ella en el culo de él pasó desapercibida. Cuando el grupo se deshizo, el se separó. Ella se quedó donde estaba.No sabía o no quería interpretar aquel gesto de aquella mujer que le resultaba repulsiva. Además, para colmo, tenía fama de monja en el sentido de que no debía conocer varón. ¿Y aquel gesto? ¿Y por qué con él? ¿Podría considerarlo acoso? Se fue al baño para despejarse. Empezó a echarse agua en la cara para refrescarse, pero al mirar en el espejo, allí la vio, detrás de él, con los ojos clavados en su culo. Luis se giró y le preguntó: «¿Qué quieres?». «Ya lo sabes, tu culo, me fascina tu culo, lo quiero todo para mí. O es para mí, o no es para nadie». «Estás loca». Pero ella ya se había lanzado sobre su culo, había metido las manos por debajo de la cintura y había accedido a sus glúteos que le extrajo de una forma indolora... Se frotó con ellos las mejillas ante la absoluta perplejidad de Luis, que era incapaz de articular una palabra. Ella le dijo: «No es cosa de sexo, ni de acoso sexual, no pienses mal de mí, soy muy casta, es solo que me fascina tu culo» y salió feliz del baño con las nalgas de Luis bajo los brazos, como si aquello, definitivamente, lo explicase todo.


© Frantz Ferentz, 2012

No comments: