Wednesday, June 20, 2012

SUEÑA MIENTRAS PUEDAS

Tenía ante sí tres columnas, perfectamente colocadas en el centro de la habitación. Pero no se trataba de columnas de piedra, sino de papel. Y no de cualquier papel, sino de exámenes. Un cálculo rápido, atendiendo a la altura de cada columna, le daba unos  700 exámenes para corregir. Y tendría que corregirlos en tan solo una semana. No pudo evitarlo. Lanzó un alarido inhumano. Se despertó en ese momento, incorporado en la cama, sudando. Su mujer se asustó, le preguntó que qué le pasaba. Él le explicó cuál había sido el sueño. Ella le acarició las sienes y trató de tranquilizarlo. Le recomendó volver a dormir porque, en realidad, le tuvo que recordar que tenía unos 1200 exámenes por corregir para dentro de tres días. Él le hizo caso, tomó un sorbo de agua, se dejó caer en la cama y buscó entre sus recuerdos la pesadilla que lo había atenazado, porque era mucho más llevadera que la realidad que lo esperaba...

© Frantz Ferentz, 2012


No comments: