Sunday, July 01, 2012

POR PREVENCIÓN

La procesión transcurría tranquilamente con la imagen del Cristo de las Ligaduras y la orquesta municipal haciendo resonar histriónicamente trompetas y tambores por las calles de aquella solemne villa manchega. Y al final, toda la rista de nazarenos con sus pulcras capuchas blancas. De sopetón, sin que nadie lo esperara, aquel turista afroamericano de Georgia, Estados Unidos, se abrió paso entre el público y disparó cuatro tiros contra los nazarenos, matando a uno de ellos, hiriendo a dos e impactando una bala contra una trompeta. A partir de ahí, caos y confusión. El ciudadano estadounidense salió huyendo con la mirada desencajada mientras gritaba: «No, malditos del Ku-Kux-Klan, no, malditos, vosotros no me mataréis como a mi abuelo».

© Frantz Ferentz, 2012

No comments: