Wednesday, December 26, 2012

Y DE REPENTE, LA LUZ

— A ver —insistió la mujer—. ¿Quién te ha acompañado desde hace tantos y tantos años, ha estado siempre a tu lado, te ha escuchado con paciencia tus confesiones de borracho durante horas en la noche, sin que hayas tenido que oír un reproche de sus labios, quién tiene el tacto más suave que conoces y del que siempre te acuerdas cuando estás lejos, en los ojos de quién te reflejas cuando vuelvas a casa y no tienes que dar ninguna explicación? ¿Quién te quiere a ti sin condiciones, dime, quién?
El hombre suspiró. Estuvo a punto de dejar caer una lágrima. La mujer pensó entonces que por fin el hombre iba a reconocerle su mérito, su heroicidad.
— Ahora lo veo claro —dijo él—. Has descrito perfectamente a Mariana, mi osa de peluche, Mariana...

Frantz Ferentz, 2012

No comments: