Saturday, October 19, 2013

EN EL DIA DE LA PATRIA

El heredero de la Corona dijo en su discurso del día de la Patria: «Somos una Patria porque tenemos mucho en común. Compartámoslo». No obstante, corrían malos tiempos para la Patria, que vivía una crisis económica salvaje y que se había cebado en el pueblo. Y del pueblo había salido Juan, un humilde desempleado que creyó en la buena fe del heredero de la Corona y decidió hacer suyas las palabras de aquel joven príncipe sobre lo que tanto él como seguramente el heredero tenían en común. Así, Juan se gastó sus dos últimos euros de aquel mes y mandó por correo al heredero al trono aquello que según él, Juan, ambos tenían en común. Por tanto, le envío tres recibos de hipoteca sin pagar. Quería compartirlos con aquel simpático heredero.
Sin embargo, aquella carta nunca llegó al heredero. Se quedó por el camino. Alguien, en palacio, decidió que aquella carta no podía nunca llegar al príncipe y la destruyó. 
Al año siguiente, el heredero ya no dio discurso alguno por el día de la Patria. De hecho, ya ni había patria: la Patria había estado hipotecada y los bancos habían ejecutado la hipoteca. Y todo porque el heredero no había llegado a enterarse de lo que era una hipoteca.



Frantz Ferentz, 2013

No comments: