Sunday, November 24, 2013

EL LADO SENSIBLE Y FEMENINO DE TODO MACHO

— No me gusta el macho bestia e insensible que veo en ti. Sé que hay una parte de ti que es tierna, hasta me atrevería a decir que es femenina. Si la encuentras, avísame y volveremos a salir —le dijo ella con lágrimas en los ojos al tiempo que abandonaba el bar.
Fuera, llovía.
Él no cejó de pensar en aquellas palabras. 
Le gustaba a rabiar aquella mujer. 
Haria cualquier cosa por recuperarla. 
Pasaron dos semanas de reflexión.
Al final encontró su parte sensible y, por tanto, femenina.
Resultaron ser sus genitales.
Allí residía su máxima sensibilidad.
Se ató un bonito lazo rosa alrededor del pene y sonrió emocionado.


Frantz Ferentz, 2013

No comments: