Tuesday, November 05, 2013

JEHOVITAS (2)


Llamaron a mi puerta.

No me esperaba a nadie a las 8 de la tarde. 
Fisgué por la mirilla.
Olían a jehovitas.
Eran jehovitas.
Él con la corbata torcida y el traje desconjuntado.
Ella con la falda hasta el tobillo y más allá.
Me dieron pena.
Abrí, no obstante.
— Hola, venimos a traerle una buena noticia —empezaron a decirme... —empezó el hombre.
— Un momento. ¿Ustedes son testigos de Jehová?
— Eh... sí —volvió a hablar el hombre, porque él llevaba la voz cantante, ella era comparsa.
— Verán, yo conozco lo de los 144.000 seres humanos que se salvarán, pero es que yo no soy humano...
Ellos abrieron ojos como platos.
Entendí que no iban a creerme por mera fe, así que me despojé de la careta que me daba aspecto humano y les mostré mi rostro de alienígena, con dos grandes ojos y totalmente calvo.
Ellos seguían mirándome, paralizados.
— Así que, mientras no me sepan decir si para los extraterrestres hay un grupo de 144.000, no puedo unirme a su iglesia...
A él le temblaba el labio inferior.
Ella se agarró al brazo de él para no caerse al suelo.
Los pobres tenían que haber pensado que era jalouín.
Pero no lo pensaron.
No obstante, no han vuelto a darme la tabarra.
Probablemente se trate de un problema teológico para el que todavía no ha encontrado respuesta.

Frantz Ferentz, 2013

4 comments:

Vichoff said...

¡Buenísimo!

Xavier Frias Conde said...

Gracias :-)

Bee Borjas said...

Muy pero muy bueno! No me lo esperaba!!! Felitaciones!
P/D: Da gusto encontrar estas joyitas.

Xavier Frias Conde said...

Me alegro que te guste. Un abrazo :-)