Friday, April 25, 2014

ENDULZANDO EL SEXO CON CASTIDAD

La pía Aurora se sentía muy avergonzada confesando ciertas cosas. Le preocupaba sobremanera saber si el sexo oral, la felación, como le decían finamente, no sería pecado. Se armó de valor y se lo preguntó a su confesor, el buen sacerdote que conocía su vida mejor que ella misma. Ante sus dudas, el buen confesor, el padre Borja de la Cruz, gran fumador de puros, le dijo:
━ Querida hija, el sexo oral no es pecado, si se hace pensando en Jesús.
La pía Aurora se quedó más tranquila, aunque seguía con ganas de preguntar algo más, si no sería pecado, al menos de gula, echarle nata montada al pene de su marido cuando se lo chupaba, porque ella era capaz de hacerlo pensando en Jesús y saborear la nata al mismo tiempo, y es que sin la nata, el pene de su marido era intragable...

Frantz Ferentz, 2014

No comments: