Monday, December 15, 2014

LA VOZ DE UNA DIOSA

Nada más empezar a trabajar en la oficina, él se interesó por Lina. Su timidez y el hecho de que ella fuera su jefa solo le permitía verla de lejos, pero no hablarle. Con todo, no le costó conseguir el teléfono privado de ella. La llamaba a diario, solo para oír la voz del contestador, siempre cuando sabía que ella estaba en la oficina.
Aquella voz... Se enamoró de ella por aquella voz de miel. Comenzó a soñar con ella, con su voz resonando como una brisa alrededor de sus oídos.Hasta que al fin ella lo llamó a su despacho:
━ Señor García, ¿podría por favor encargarse del dosier...?
No, aquella no era su voz. Ella, la diosa, tenía voz de flauta desafinada. ¿Cómo era posible? El mundo se le cayó encima. Quiso morir.
Solo entonces comprendió que Lina usaba un contestador estándar, el que venía con el teléfono. La voz de la mujer de la locución no era, evidentemente, la de Lina.


&  &  &

Lina se despertó después de que alguien la hubiera sedado. No recordaba nada. De repente, sonó el teléfono de su casa, pero en su estómago. Sintió claramente cómo en sus tripas sonaba aquella voz que decía: «En este momento no estoy en casa. Deje su mensaje después de oír la señal»

Frantz Ferentz, 2014

No comments: