Saturday, January 31, 2015

CUANDO LA ARPÍA NO ES METAFÓRICA

La Mitologia - ARPIA by KeldorTheEvilInspirado en hechos reales

Tras siete años de machacarlo impunemente, de utilizar contra él las más sofisticadas técnicas de maltrato psicológico desde el mismo día de su boda, para que él fuera el modelo de hombre que ella quería ━una mezcla de asceta, Robin Hood, la versión masculina de Juana de Arco y Teresa de Ávila y además Vicente Ferrer━, ella decidió que no le gustaba el resultado. Por eso le dijo:
━ ¿Sabes? No me gusta cómo has quedado. Quiero que vuelvas a ser el mismo tío que eras cuando nos casamos, con que empieza a descambiarte y mientras tanto ya iré pensando en qué nuevo tipo de hombre quiero que seas...

Frantz Ferentz, 2015

Tuesday, January 27, 2015

CUMPLIR UNA PROMESA ELECTORAL


La popular alcaldesa María Angustias Dogor, campechamamente conocida como Angus, no podía sacarse de la cabeza un pensamiento que le rondaba desde hacía semanas. Se había comprometido con sus vecinos en su programa electoral a estar siempre disponible (dentro de un orden, está claro, las horas de dormir y de comer son sagradas) para ellos. Lo cierto es que la alcaldesa repartía su tiempo casi en partes iguales entre sus deberes políticos y su devoción, porque era una mujer muy creyente. ¿Qué sería de ella sin la fe?, se preguntaba cada dos por tres. Además, era una mujer de palabra.

━ Quiero estar disponible para mis vecinos casi tanto como lo estoy para el Señor ━le dijo una vez a su director espiritual, don M. Amado, quien alabó aquella disponibilidad de la buena servidora pública.

Así, en uno de sus numerosos momentos de recogimiento dos horas antes de la misa de ocho, tuvo la iluminación. Angus estaba segura que venía de la virgen de la Guarnición, la patrona del pueblo. Y enseguida habló con el párroco, quien no se atrevió a replicar a la alcaldesa, mujer pía como pocas, por lo que, efectivamente, al día siguiente, salió un bando municipal:

María Angustias Dogor, alcaldesa presidenta, declara: 
Desde el próximo 3 de marzo, con el fin de que los vecinos de esta villa encuentren siempre disponible a su alcaldesa, se realizará una duplicación del despacho de la máxima autoridad municipal. Por un lado seguirá el despacho habitual en la alcaldía, pero durante los horarios de misas, rosarios, novenas, procesiones, viacrucis y demás eventos religiosos, los vecinos podrán encontrar a la alcaldesa en el primer confesionario de la parroquia según se entra a mano derecha, que ha sido remodelado como segundo despacho de la máxima autoridad municipal para cuando la señora alcaldesa se encuentre en la iglesia. En momentos de procesión, el palio será también considerado despacho de alcaldía itinerante.
En esta villa.
Firmado
María Angustias Dogor

Frantz Ferentz

Tuesday, January 20, 2015

EL SEGUNDO DILUVIO UNIVERSAL

Y dijo Dios:
━ Como sois una humanidad corrupta y mala, os mandaré otro diluvio universal durante 40 días y 40 noches.
Y respondió uno de los hombres:
━ A ver, Dios, que ya no somos tontos. Aunque llueva 40 días y 40 noches, no se inundará toda la tierra y no acabarás con toda la especie humana.
Y Dios, que ya se esperaba aquella réplica, dijo:
━ Yo no he dicho que el diluvio sea de agua, bastará dejar caer sobre la Tierra toda la basura especial que pulula por la estratosfera por vuestra culpa.
Y así, comenzó el diluvio; algún humano enseguida se arrepintió, no tanto porque fuera creyente, sino porque se se estaba quedando sin televisión por por satélite después de haberla pagado.

Frantz Ferentz, 2015

Saturday, January 17, 2015

LOS DERECHOS DEL CONTENEDOR DE BASURA

El agente municipal se acercó a la señora en bata que rebuscaba en el contenedor de basuras y le dijo:
━ Señora, según las ordenanzas municipales, buscar comida en la basura está penado con una multa de 500 euros.
La mujer dejó de buscar y se quedó mirando al agente. Luego le dijo:
━ Yo no busco comida. Ya ni eso puedo.
El agente la miró curioso, pero la ordenanza era la ordenanza.
━ También está multado extraer cualquier cosa de la basura. Todo lo que hay dentro de un contenedor de basura es propiedad municipal desde que se deposita en el mismo ━explicó él diligentemente, demostrando un gran conocimiento de las ordenanzas municipales emanadas del Partido Conservador━. Se trata de la normativa de protección de los contenedores de basura municipales, señora.
━ Entonces ya puedo despedirme de mi alma, porque me la tiraron a la basura. Dígale a la alcaldesa que tal vez se pueda reciclar.
Y a continuación, la mujer se lanzó al contenedor.
Ahí el guardia ya no supo qué hacer. La ordenanza no especificaba si se podía multar a la basura por ser basura, porque técnicamente eso eran entonces la mujer y su alma.

Frantz Ferentz, 2015

Wednesday, January 14, 2015

PENECTOMÍA

Mae Yang castró a su marido cuando descubrió que este le era infiel. Lo hizo limpiamente, con un cuchillo de cocina. El corte fue impecable, no en vano Mae Yang había trabajado de carnicera en un supermercado de Shanghay y estaba acostumbrada a cortar con absoluta precisión carne de cerdo. Y el pene... era un cacho de carne, además sin hueso.
Ho Shu fue llevado al hospital. Él mismo agarró su pene instintivamente cuando este cayó al suelo. Aquello lo salvó. En el hospital le reimplantaron el pene. Ho Shu había recuperado su hombría. 
Pero Mae Yang no iba a permitir que su marido volviera a las andadas. Aquel cabronazo se iba a enterar. La ultrajada esposa se coló en el hospital con su enorme cuchillo. Llegó hasta la habitación de su esposo, que dormía sedado. Bien, mejor para él, pensó. Sacó su cuchillo y volvió a seccionarle el pene. A continuación, sacó aguja e hilo y comenzó a desarrollar la segunda parte de su plan.
Cuando a la mañana siguiente los doctores fueron a ver cómo se encontraban Ho Shu y su pene, se encontraron, sí, a Ho Shu, pero su pene... bueno, su pene al menos no tenía el mismo aspecto que la noche anterior. 
Ho Shu se quedó espantado cuando uno de los doctores exclamó:
━ Eso... eso... eso que le han injertado es de un cerdo, ¿no?
Ho Shu enseguida intuyó lo que había pasado. La cabrona de su mujer había estado allí. Él la conocía muy bien y sabía de qué era capaz. Estaba seguro que ella le había vuelto a cortar el pene mientras dormía. Y para joderlo bien, le había injertado un pene de cerdo, ¡seguro!
Pero no, Ho Shu se equivocaba. Lo que su mujer hábilmente le había cosido no era un pene de cerdo ━ojalá hubiera sido eso━, sino un simpático y retorcido rabo porcino que se movía como si tuviera vida propia. 

Frantz Ferentz, 2015

EL JEQUE DE NIEVE


Preguntaron al buen jeque Mohamed si era pecado hacer un muñeco de nieve.
Y el buen jeque, antes de contestar, evocó aquel lejano recuerdo de final de su infancia, remoto aunque siempre presente, cuando sus padres lo llevaron a las montañas del norte, a Tabuk, y construyó aquel precioso muñeco de nieve. Le gustó tanto que en su ingenuidad infantil sintió algo parecido al amor ante aquella criatura blanca. Y entonces tuvo su primera erección. Inocente, qué sabía él lo que era una erección por entonces. Pero el instinto lo llevo a introducir su pene erecto en un agujero del muñeco y a sacudir su cuerpo contra la nieve... El siguiente recuerdo del pequeño Mohamed fue verse postrado en la cama con su miembro amputado y el médico comentar con el padre que si no le hubieran amputado el pene, el niño habría muerto de gangrena. 
Por eso, el respetable jeque Mohamed sonrió, se mesó su poblada barba y dijo:
━ Construir muñecos de nieve fomenta la lujuria y el erotismo y por tanto son contrarios a los deseos de Alá. Construir muñecos de nieve es imitar a los infieles, fomenta la lujuria y el erotismo. No está permitido construir una estatua de nieve, ni siquiera para jugar y divertirse...
Y firmó una fatua.
Amén.
Frantz Ferentz, 2015

Monday, January 12, 2015

EL ASTUTO AGENTE Y SU ASTUTO MANUAL


Aeropuerto de Orio. Domingo por la noche. Después de haber pasado el control de equipajes, un policía vestido de civil se me acerca. La identificación que me muestra ni siquiera la puedo ver (me tendría que quitar las gafas, pero tengo las dos manos ocupadas) y dice:
━ Su identificación, por favor.
Le muestro mi carné de identidad español. Él lo mira por ambos lados con gran interés. "¿Estará sucio? ¿Será demasiado pequeño? ¿Creerá que canta?", me pregunto. 
Enseguida él me suelta: 
━ Do you speak English?
Yo debería haber tenido suficientes reflejos para decirle que no. Debería hablerle hablado en gallego. Pero ese día, mis reflejos son lentos. El día anterior, que volaba de Praga a Milán, la señorita del control de billetes le explicó a un chino que no podía pasar con dos piezas de equipaje de mano. El chino no entendía nada, ni checo ni inglés. Llamó a la familia. Entre todos se pusieron a explicar a la señorita no sé el qué, porque no entiendo chino. Conclusión: El primer chino pasó con sus dos piezas de equipaje y no pasó con tres porque los na las llevaba encima. Por desgracia, en mi caso, tal cosa sería imposible, porque que ni tengo cara de chino ni pasaporte chino. Por tanto, la única opción que me quedaba era hablar gallego con el policía, pero en ese momento no se me ocurrió. Demasiado tarde. Así que le respondí (error, gran error por mi parte): 
━ Hasta hablo italiano.
━ ¿Ah, entonces trabaja en Italia?
━ No.
Pero él no está muy convencido. ¿Cómo es que un español habla italiano y no vive en Italia? Sospechoso. Probablemente diría su manual del astuto agente que aquella respuesta mía era sospechosa. Y como ese día le tocaba buscar delincuentes económicos, me hace la gran pregunta: 
━ ¿Cuánto dinero lleva?
━ Alrededor de 40 euros ━respondo.
━ ¿Y eso no es poco? ━me pregunta astutamente.
Lo miro sorprendido y le digo: 
━ Vuelvo a casa. Yo soy español, ¿no lo ve en mi carné?
Él se siente ofendido, porque realmente no sabe si lo tomo por estúpido (que lo es) o es que mi carné de identidad le está cantando, "Ná nana nana". En cualquier caso, siempre me hace las preguntas del manual. 
━ ¿No lleva diez mil euros? ━me pregunta. Segunda gran pregunta. Vamos a ver, alma cándida. Vuelo a través de un aeropuerto de segunda categoría, con una aerolínea de bajo coste y mi equipaje es una mochila. Pero ¿dónde tiene los ojos este cretino? Le respondo concisamente: 
━ No. 
Pero él tiene que demostrar que es el dueño de la situación y todavía me pregunta de acuerdo con el manual: 
━ ¿Qué ha hecho en Italia? 
Podría decirle que un montón de fotos y comer pizza, pero no. Me formula la pregunta perfecta para que yo acabe de convencerme de que es un siervo fiel del absurdo. Lo miro a la cara y le digo: 
━ Esta mañana he presentado un libro mío en la Feltrinelli de Milán, en italiano. Se puede ver en internet.
No le digo que era un libro para niños, ¿quién sabe cómo reaccionaría? En cualquier caso, veo que no tiene más preguntas en el manual del astuto agente, porque una situación como esa no cabe en sus libros, pero aún así, con su último aliento quiere demostrarme que él es un profesional. Y vuelve a repetir su pregunta anterior: 
━ ¿Y no tiene 10 mil euros?
No puedo evitar sonreír. Y del fondo del estómago me sale la respuesta: 
━ Ojalá...
Él se da cuenta que el manual en ese momento solo le serviría como papel higiénico. Se rinde. Solo me dice mientras me devuelve mi carné de identidad, que ya no quiere mirar (¿le tendrá miedo? ¿se habrá reflejado en ese cruel pedazo de plástico?): 
━ Gracias, buen vuelo.
Yo no le digo nada. Sigo mi camino hacia la puerta de embarque. Aún así, lo veo dos horas más tarde, con un colega, siempre con su identificador en el pecho. No sé si va a cenar o a hacer pipí. Es humano, pues claro, mucho más de lo que él se cree. Quiero decirle 'hola', pero estoy comiéndome una pizza y tengo la boca llena. Mejor no estorbarlo (¿o más bien masturbarlo?). Por desgracia, no todas las preguntas del astuto agente están escritas. Él mismo habría dicho: "Ojalá." Quizás le bastaría con buscarlas en Google... 
De nuevo un policía me ha inspirado una historia. No entiendo por qué hay gente que quiere que desaparezca la policía. Para mí, este mundo no sería el mismo sin estos buenos agentes de manual; si no hubiera policía, tendría que inventarla, pues sin ellos no podría escribir algunas de mis historias.
Frantz Ferentz, 2015

Friday, January 09, 2015

LA DESGRACIA DE SER UN MÓVIL



Incomprensiblemente, siempre al cabo de dos días de comprarse un móvil nuevo, el aparato moría irremisiblemente. Le llegó a pasar con todos los móviles que compraba. Desesperado, llevó el último al técnico, quien enseguida vio lo que pasaba.
━ A todos sus móviles anteriores les ha pasado lo mismo, ¿verdad? ━ preguntó el técnico.
━ Sí.
━ Sus móviles se suicidan.
━ ¿Y qué puedo hacer yo?
━ Aprenda ortografía porque no habrá móvil con corrector que resista tanta corrección automática...

Frantz Ferentz, 2015

Friday, January 02, 2015

SABER VOTAR

   Lola Romeral, diligente comisaria política, sabía hacer bien su labor de ayudar a los ancianos a votar. En su partido confiaban ciegamente en ella para que convenciese a los ancianos del asilo para que votasen al líder conservador, el salvador de la patria.
   ━ Fíjese bien, doña Ascensión ━decía ella con su voz empalagosa━. Esta es la foto de nuestro líder. ¿La ve bien? Este hombre hace milagros, es prácticamente un santo, la salvación de la patria por la gracia de Dios.
   ━ Sí, sí ━decía la pobre anciana con demencia senil.
   ━ Pues bien, a él hay que votarlo. ¿Me entiende? ¿Me entiende?
   ━ Sí, sí...
   Cuántas elecciones había ayudado a ganar en aquel pueblo Lola, la simpática y campechana Lola.
   ━ ¿Me puedo fiar de usted, doña Ascensión? Ya sabe, votar al líder que es un santo. Meta en el sobre de votar al santo, métalo.
   ━ Sí, sí...
   ━ ¿Se lo dirá a todas sus amigas que nos voten?
   ━ Sí, sí, sí...
   Y doña Ascensión obedeció los mandatos de Lola. Por eso, el día de las elecciones, al abrir los sobres de voto, los sorprendidos interventores se encontaron con que en vez de papeletas del partido conservador ━que era lo que se esperaban━ apareciesen estampitas de San Judas Tadeo.


Frantz Ferentz, 2015

Thursday, January 01, 2015

INDISCRECIÓN


━ ¡Qué mono su niño, querida! ¿Y qué quiere que sea de mayor? ━preguntó doña Crisalda a la mamá del niño.
━ Preguntable ━ respondió el niño.



Frantz Ferentz, 2015