Wednesday, January 14, 2015

EL JEQUE DE NIEVE


Preguntaron al buen jeque Mohamed si era pecado hacer un muñeco de nieve.
Y el buen jeque, antes de contestar, evocó aquel lejano recuerdo de final de su infancia, remoto aunque siempre presente, cuando sus padres lo llevaron a las montañas del norte, a Tabuk, y construyó aquel precioso muñeco de nieve. Le gustó tanto que en su ingenuidad infantil sintió algo parecido al amor ante aquella criatura blanca. Y entonces tuvo su primera erección. Inocente, qué sabía él lo que era una erección por entonces. Pero el instinto lo llevo a introducir su pene erecto en un agujero del muñeco y a sacudir su cuerpo contra la nieve... El siguiente recuerdo del pequeño Mohamed fue verse postrado en la cama con su miembro amputado y el médico comentar con el padre que si no le hubieran amputado el pene, el niño habría muerto de gangrena. 
Por eso, el respetable jeque Mohamed sonrió, se mesó su poblada barba y dijo:
━ Construir muñecos de nieve fomenta la lujuria y el erotismo y por tanto son contrarios a los deseos de Alá. Construir muñecos de nieve es imitar a los infieles, fomenta la lujuria y el erotismo. No está permitido construir una estatua de nieve, ni siquiera para jugar y divertirse...
Y firmó una fatua.
Amén.
Frantz Ferentz, 2015

No comments: