Saturday, June 13, 2015

LA CEGUERA DEL FOTÓGRAFO

El fotógrafo libanés se llenaba de paciencia ante aquel turista afgano que quería fotografiarse ante las ruinas romanas de Baalbek junto a sus tres mujeres totalmente con burca, bajo el sol sofocante de agosto.
━ A ver, sonreíd, que quiero veros la sonrisa en la foto ━decía el hombre a sus tres esposas.
El fotógrafo sonreía sin atreverse a manifestar la gracia que le hacía aquel comentario, cuando era obvio que las mujeres, con su burca, serían tres manchas negruzcas junto al hombre en la foto, cuya piel ni remotamente asomaría, pues llevaban incluso guantes. ¿Qué importaba si sonreían o no?
━ Venga, haga las fotos ━exigió el afgano cuando creyó que ya estaba todo preparado.
El fotógrafo libanés disparó su cámara de aquella extraña familia donde él iba en bermudas y ellas, simplemente, no eran. Al fondo, las ruinas romanas de Baalbek.
━ Muéstreme las fotos ━exigió el afgano.
El fotógrafo lo dejó ver las imágenes en la misma cámara. Eran tres fotos.
━ No, no, no han salido bien. Hay que repetir ━dijo el turista.
━ Pero, ¿por qué? ━quiso saber el fotógrafo━. ¿Es que acaso no sonreían?
━ ¿Es que no lo ve? ━dijo el afgano señalando a la mancha más alejada de él━. ¿No ve que Samira sale en todas las fotos con los ojos cerrados, de verdad no lo ve?

Frantz Ferentz, 2015

No comments: