Wednesday, June 10, 2015

PALABRAS QUE DEJAN DE EXISTIR

A Andrea El Malouf por darme a conocer a la niña lela
━ Eres una lela, ¿me oyes?

El padre de Manuela solía ser brutalmente cruel con la pequeña. La llamaba lela un día sí y otro también delante de toda la familia. La perpetua expresión de tristeza de la niña llamó la atención de su maestra, quien acabó sonsacándole la verdad.

━ Pero si la palabra lela no existe. Díselo a tu papá. Él no puede llamarte eso porque esa palabra no está en el diccionario ━le dijo la maestra.

La recién estrenada sonrisa de la niña no pasó inadvertida para el padre, quien, en cuanto la vio, le espetó:

━ ¿De qué te ríes, lela?

Manuela repitió las palabras de la maestra:

━ Sepa nomás que la palabra lela no se encuentra en el diccionario ━dijo sin dejar de sonreír━. Me lo dijo la maestra.

El padre, furioso, tuvo la tentación de partirle la cara, por impertinente, pero optó por coger el viejo diccionario escolar, uno de los tres únicos libros que había en toda la casa, y, haciendo acopio de su escasa memoria del orden alfabético, buscó lelo y lela sin encontrarlo. De lección saltaba a liebre.

Tal vez por seguir estando tan furioso, el padre de Manuela ni notó durante el almuerzo que tomaba sopa de letras, de auténticas letras, las de las páginas 170 y 171 del viejo diccionario escolar que ahora se confundían con los fideos y la verdura y acababan para siempre con la palabra lela.

Frantz Ferentz, 2015  

No comments: