Thursday, January 07, 2016

LA ÚLTIMA FIRMA


El último presidente conservador había perdido las elecciones, iba a tener que dejar el cargo, pero aun así, se iba contento, había privatizado todo lo privatizable en el país: el transporte, la industria, la energía, la educación, la sanidad, la investigación… Había incluso privatizado las relaciones humanas y la religión (las confesiones en el confesionario eran administradas por una empresa que cobraba dos euros por confesiones de cinco minutos). Sin embargo, antes de abandonar el cargo, iba a hacer la mayor privatización que nunca ningún presidente conservador liberal de toda la Unión Europea se había atrevido a hacer.
Momentos antes de abandonar el cargo, el presidente saliente firmó su último decreto: la privatización del Reino de España, que desde ese momento pasaría a llamarse España S.A.

Frantz Ferentz, 2016

2 comments:

JOSEP Mª Panades said...

¿Su parecido con Rajoy es pura coincidencia?

Xavier Frias Conde said...

Coincidencia coincidente