Tuesday, February 21, 2017

EL MALTRATADOR

Resultado de imagen para brandýsek
Estaba atravesando Brandýsek como atajo a la autopista a Dresde. El día era cálido, agosto se manifestaba en su esplendor. Había conducido por aquella travesía urbana ya tres veces aquella semana, pero solo entonces vi a aquel tipo tirando del pelo de la mujer, obligándola a seguirlo. Además, le gritaba, mientras ella lloraba de dolor, de rabia, de desesperación o de todo a la vez. No pude evitarlo, me lancé hacia él con el auto. El golpe que propiné al hombre fue brutal, con el choque cayó hacia atrás, por un puentecillo donde, tal vez, aún corriera agua. Salí del auto y me acerqué a la mujer. Le pregunté:
— ¿Está bien?
Ella estaba en choque, pero no sé si por lo que estaba viviendo, si por cómo arrollé a su maltratador o por todo junto. Cuando, al cabo de unos segundos, pudo reaccionar, me dijo:
— Le has hecho daño, animal —me espetó—. Él me ama. ¿Qué voy a hacer yo ahora sin él?
Era lo que me faltaba. Me di la vuelta y volví a dirigirme al auto, no sin antes aún decirle:
— No te preocupes, a los hijos de puta los fabrican en serie. Verás como enseguida encuentras otro igual o mejor que este.

Frantz Ferentz, 2017

No comments: