Tuesday, February 21, 2017

EL TAXISTA

Resultado de imagen para taxi driver quito
Cada vez que el taxista pasaba por delante de una iglesia, se santiguaba. El centro de Quito estaba lleno de ellas, por tanto, no sé la cantidad de veces que el buen hombre se santiguó durante el trayecto a la calle La Gasca desde la plaza Grande. Todo ello me hizo pensar en esa herencia española que unos tanto ponderan y otros tanto critican, pero que es evidente en lo religioso y que también funciona a la hora de dirigir la vida de tanta gente.
Cuando llegamos al destino, el taxímetro marcaba algo más de dos dólares, pero el taxista me dijo:
— Son tres dólares con veinte, señor.
No había motivo que justificase aquel aumento. Me pareció un robo, por eso le dije:
— ¿Eso también es herencia española?
El taxista no entendió, lógicamente. Le di lo que me pedía y salí del taxi sintiendo la mirada del taxista taladrándome la nuca, mientras oía sus pensamientos gritarme "español de mierda", aunque él era, sin saberlo, mucho más español que yo.

Frantz Ferentz, 2017

No comments: