Monday, March 13, 2017

ARSENIO Y LA LUNA

Resultado de imagen para estrela cadente
Aquella noche, Arsenio se echó en la arena y se quedó mirando fijamente a la luna. Después le dijo:
– Quiero conocer al amor de mi vida. Concédeme ese deseo.
Todo seguía igual. Arsenio volvió a dirigirse a la luna:
– Envíame una señal de que me concederás ese deseo.
Pasaron unos segundos. Después, una estrella fugaz atravesó el firmamento. Arsenio se quedó lleno de dudas y dijo a la luna:
– Y ahora, envíame una señal de que lo anterior era una señal…


Frantz Ferentz, 2017

Tuesday, March 07, 2017

VENDETA DE LABIOS

Resultado de imagen para LADies toilet
Carlota y yo nos miramos frente a frente. Estábamos en el baño, donde, por casualidad habíamos acudido ambas por sendas necesidades fisiológicas. Desde el viernes (estábamos a lunes), yo había estado rumiando el correo que ella me había mandado en que me echaba en cara no haber acabado con dos presupuestos. Había sido uno de los peores fines de semana del año. Y ella lo sabía, la zorra inmunda. Entonces miré al váter. Ella supo interpretar mi mirada.
— No lo hagas, no sé nadar —me dijo, pues había adivinado que yo quería meterle la cabeza en el váter.
Lo cierto es que me desarmó. Pero yo tenía que vengarme, necesitaba vengarme, ansiaba vengarme. 
— Venga, dame un abrazo y todo olvidado —le dije.
Ella accedió. Por eso, cuando salió del baño, no entendía por qué se había convertido en el hazmerreír de toda la oficina. Lo cierto es que Carlota nunca comprendió cómo había salido del baño llevando escrito en la frente con lápiz de labios "soy una huevona descerebrada" sin haberse dado cuenta. Mejor así, yo siempre he negado tener nada que ver con ese episodio vindicativo.

© Frantz Ferentz, 2017