Thursday, January 04, 2018

EL SECRETO DEL CINEASTA


Resultado de imagen de FILMmakerHans Kabatek había convocado una cena en su casa con periodistas para hablar de su última película. Todos los reporteros insistían en preguntarle por el origen del sonido paralizante que había usado para reproducir el modo de hablar de aquel ser espeluznante que era la razón de ser del guion. Pero no señor, ante los periodistas que lo acosaban a preguntas, él solo indicaba que era un sonido real, que no era nada digital, pero se negaba a indicar de dónde había salido. Todos coincidían que aquel sonido gutural era uno de los grandes éxitos de la cinta y que se podría llevar por eso un premio, precisamente porque hacía saltar de su asiento al espectador al escucharlo. 
Justo entonces, el hijo pequeño de Kabatek, de tres años, se escapó de la cama aprovechando un descuido de la niñera. Corrió en pijama hasta su papá y se sentó en el regazo de su progenitor. Los periodistas contemplaron embelesados aquella tierna escena. El padre, pese a todo, no desatendió su promoción de la película y volvió a reproducir aquel sonido que congelaba la sangre.

Y solo entonces, el niño, sonriente, dijo:
– Esa es mamá... ella ronca así...

© Frantz Ferentz, 2018

No comments: