Monday, January 08, 2018

LA FLOR DE LA BURUNDANGA

Resultado de imagen de flor burundanga monserrate

— Esa es la flor de la burundanga —dijeron a Fernando cuando ya se acercaban a la cima del Monserrate en Bogotá.
Era una flor hermosa. Él bien conocía los efectos de la droga que se preparaba con ella: anulaba la voluntad de quien la tomaba. Buscó por internet cómo se preparaba la droga. Tenía suficientes conocimientos de química y de cocina como para prepararse una buena dosis.
Aquella misma noche, en el hotel, Fernando se echó a sí mismo polvo de burundanga en cacao. Quería anular su propia voluntad, dejar de ser el pánfilo hiperreligioso y reprimido que había sido toda la vida. Quería desreprimirse en la noche bogotana, con mujeres calientes y bebida sin límite.
Recuperó la conciencia muchas horas después, no sabía ni cuántas. Vestía turbante y chilaba, y se había dejado crecer la barba. Estaba sentado ante una cámara y ante él había un micrófono. Los focos lo cegaban, no veía nada salvo el micro. Segundos después, sintió un ligero toque en el hombro y Fernando empezó a jurar su cargo, aparentemente en pastún, de líder supremo de algún califato de Asia Central.

© Frantz Ferentz, 2018

No comments: