Tuesday, May 15, 2018

HOMO PATRIOTENSIS

El patriota López miró compungidamente al jefe patriota Fernández. Al final, en cuanto acabó de tragar, preguntó:
— Patriota Fernández, empiezo a pensar que la patria no basta para alimentarnos.
El patriota Fernández lo miró con absoluto desdén ante la mirada atónita del patriota García, el patriota Martínez y el patriota Fortunys, probablemente el más patriota de todos porque era un converso.
El patriota López se limitó a cortar un nuevo trozo de tela con el cuchillo, añorando, al menos, un poco de cáchup, y se llevó la bandera de la patria a la boca.

© Frantz Ferentz, 2018

No comments: