Friday, January 25, 2019

APUESTA QUE ALGO QUEDA


Resultado de imagen de ludopatía

Aquella manía suya de tantos años de apostarse un riñon le acabó costando de verdad un riñón, cuando lo hizo en la casa de apuestas.
Hoy, además de un riñón, le falta un ojo y los dos testículos, pero él sigue apostando, porque hay quien dice que lo primero que hubo apostado hace tiempo fue el cerebro.

© Frantz Ferentz, 2019

No comments: